Archive for the 'Pasta' Category

22
Ene
08

papardelle al martini con gambas

El papardelle es un tipo de pasta que es como los tallarines, pero muchísimo más anchos. Para que nos hagamos una idea, son igual que los tallarines, pero algo más largos y de un centímetro de ancho. Tienen una textura muy buena, y quedan muy bien en contacto con el paladar.

Para esta receta sólo necesitaremos muy poca cosa. Espinacas (opcional), gambas peladas, un pelín de mantequilla, martini (yo suelo hacerlo con martini rojo, pero también sale bien la receta con martini blanco), un poco de salsa holandesa (en su defecto, nata para cocinar espesa), sal y pimienta negra recién molida.

Cocemos la pasta. Para cocer la pasta, queda bien si en lugar de simple agua, echamos a la olla un chorrito de aceite de oliva virgen extra, un poco de sal y pimienta negra recién molida, laurel y unos dientes de ajo con un corte en el lomo (o parte más ancha).

Una vez cocida la pasta, la reservamos. Para la salsa lo que haremos es saltear las gambas y las espinacas (si elegimos espinacas frescas, las echamos directamente, si no, las hervimos como indica el paquete y las añadimos una vez hervidas) con un pelín de mantequilla, y cuando ya estén hechas, le añadimos un poco de martini. Un poco significa como un vasito de chupito (quizá un pelín menos) por persona. A continuación, se le echa la salsa holandesa o la nata espesa. Se echa hasta ver que se tiene salsa suficiente para los comensales que seáis, es decir, si hay cuatro personas, no me echéis dos gotas, y si lo hacéis sólo para una persona, no le echéis un litro entero de nata. Se le echa sal y pimienta negra al gusto, y ya lo tenemos. Se incorpora la pasta previamente hervida, y a comer.

A esta pasta se le puede acompañar con unas huevas (o falso caviar) y queda muy rico y también decorativo.

Bon apetit!

12
Dic
07

gnocchi con espinacas

Señores, hay que comer de todo, incluidas las verduras. Ahora os explicaré cómo hice esta receta. Para ella necesitaréis gnocchi (pasta de patata), espinacas, atún, leche, maicena, nuez moscada y lo típico (sal y pimienta negra recién molida).

Bien, para elaborar la receta, herviremos las espinacas hasta que estén al punto (mirar la bolsa, según la marca varía el tiempo de cocción, pero normalmente suelen ser alrededor de 9 minutos paras las ultracongeladas). Por otra parte, hervís los gnocchi. Si queréis que cojan sabor a espinaca, podéis añadirlos a la cocción de éstas cuando les falten 2 minutos para acabar (los gnocchi tardan poquísimo en hacerse, me atrevería a decir que 1 minuto, 2 máximo).

En un cazo, ponemos un vaso de leche a calentar. En otro vaso, ponemos una cucharada colmada de harina de maíz (maizena) y lo disolvemos con leche fría. Agregamos esta mezcla al vaso de leche que estábamos calentando en el cazo y sin dejar de remover en ningún momento, esperamos a que espese. Una vez espeso, le echamos nuez moscada por encima y listo.

Una vez hecho todo, se ponen en la base las espinacas debidamente salpimientadas, se echan encima los gnocchi, se chorrea un poco de aceite de oliva a todo, se echa la bechamel que hemos hecho con la leche por encima, y se “espolvorea” atún claro (a ser posible al natural, sin aceite ni escabeche ni nada, así conserva el sabor).

Un sencillísimo plato, que se prepara en cuestión de poquísimos minutos, y te sacan del apuro ante posible visita.

Bon apetit!

gnocci.jpg