Archive for the 'Pescados' Category

08
Abr
08

pescado a la sal

Fácil, barata y deliciosa receta.

Para ella necesitaremos un pescado blanco, que tenga las entrañas quitadas, pero que conserve las escamas, sal gorda, un limón y hierbas aromáticas. (Preferiblemente, el pescado tiene que ser una pieza entera).

Yo siempre suelo usar dorada. Así que vamos allá! Se rellena la barriga del pescado (por la abertura que tiene en la tripa) con una rodaja de limón y las hierbas aromáticas. En una bandeja de horno se pone una capa de sal en el fondo, y encima de ésta el pescado. A continuación se tapa completamente el pescado con más sal, y se rocía con agua (no os vayáis a pasar, sólo unas gotas por toda la superfície de la sal). Seguidamente se coloca la bandeja en el horno precalentado a 200-220 grados, y se deja durante 20-25 minutos.

Para comérselo, se quita la capa superior de sal, y se come el pescado SIN PIEL. Recuerdo que la piel ha de tener escamas y es muy desagradable comérselas (aunque sea sin querer, como en mi caso).

Hasta pronto cocinillas! Y… Bon apetit!

Anuncios
22
Ene
08

filete de lenguado con salsa de gambas

Me he dado cuenta de que hasta hoy no había puesto una receta de pescado… ¿Por qué será?

Para esta deliciosa receta, lo que haremos será comprar lenguado sin espinas, ya que lo que haremos son rollitos con el pescado, y quitarle las espinas a un lenguado fresco, no es difícil, pero sí laborioso.

Si compráis el lenguado en filetes, basta cortar esos filetes en dos a lo largo, y enrollarlos sobre sí mismos. Si compramos el lenguado fresco, lo que haremos es quitarle la piel, hacer un corte longitudinal (a lo largo) por encima de la espina, y poco a poco, ir quitando cada uno de los 4 lomos que tiene el lenguado. Luego se enrollan sobre sí mismos también.

Para la salsa lo que usaremos será cebolla, ajo, gambas (unas 4-5 gambas por persona bastan, y si son muy glotonas, pues más, eso lo dejo a vuestro criterio), caldo de pescado (lo podéis hacer, o comprarlo ya hecho, que está bien bueno igualmente), un botecito pequeño de tomate natural triturado, un pelín de maicena, un poco de licor (coñac, jerez, vino, etc.), un poquito de pimentón dulce, unas hebras de azafrán y lo de siempre: aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta negra recién molida.

Precalentamos el horno a 200 grados.

Para la elaboración lo que haremos será en un recipiente antiadherente y con mucho fondo (una cazuela de barro sería lo ideal, pero también sirve una olla normal y corriente), sofreír media cebolla grande y un diente de ajo por persona, picados bien finos (es decir, 4 personas equivaldría a sofreír 4 dientes de ajo y 2 cebollas grandes). Tenemos que tener en cuenta, que hay que remover siempre, sin descuidarse, o corremos el riesgo de que se pegue al fondo del recipiente lo que estamos haciendo. Una vez la cebolla esté dorada, metemos en un mortero las gambas peladas, el azafrán (1 hebra por persona es más que suficiente), sal y pimienta. Lo machacamos todo bien machacado y se lo incorporamos a la cebolla que estábamos dorando. Añadimos un poco de coñac a la sartén y dejamos que se evapore el alcohol (para hacernos a la idea, más o menos un vaso de chupito pequeño por persona de coñac). Ponemos unas 3 cucharadas soperas por persona del tomate natural triturado y media cucharada de café de pimentón picante y dejamos sofreír unos 5 minutos, para que coja todo el sabor del sofrito. Una vez hecho esto, añadimos el caldo de pescado (un litro para 4 personas). Cuando lleve 5 minutos cociendo, se disuelve una cucharada sopera (la cucharada sopera entera es para 4 personas) de maizena en un vaso de jerez (o vino blanco) y se añade a la olla donde tenemos el caldo. Pasados 5 minutos después de echar la maizena y ver que la salsa ha espesado un pelín, pasamos la salsa por la batidora. Si se quiere tener una salsa más fina, se puede colar por un chino, para que todos los tropezones queden fuera de la salsa.

Ya hemos llegado al final, ahora sólo nos queda poner los rollos que hemos hecho con los lomos del lenguado en un recipiente para horno, y cubrirlos con la salsa que hemos hecho. Los tapamos con papel de aluminio, y los introducimos en el horno a 200 grados durante 15 minutos. Cuidado al sacar el recipiente del horno. Esta receta puede ir acompañada de arroz hervido, o simplemente verduras hervidas (zanahoria, patata o lo que queráis).

Espero que os guste y… Bon apetit!