Archive for the 'Ensaladas' Category

25
Jun
08

ensalada de mango

Y aquí os bombardeo con otra ensalada para este veranito. Que yo sé que mucha gente, con esto de la operación bikini, está de ensaladas hasta arriba. Yo aquí simplemente propongo una manera diferente de decorar esas pésimas ensaladas consistentes en un poco de lechuga tradicional (o iceberg, que está más barata) y tomate. Eso para empezar, no entra ni por los ojos.

Ahora os explicaré cómo preparar una ensalada de mango, muy muy rica, sabrosa y por supuesto, sanísima. Esta ensalada, tomada en la terraza de casa, con el fresco dando en el cuerpo y disfrutando de las vistas… ¡es perfecta!

Para hacerla necesitaremos una lata de puntas de espárragos blancos (digo puntas, porque es la parte más blanda y con mejor textura del espárrago), una zanahoria, tres endibias, una manzana, dos mangos, 50 gramos de pasas pequeñas (opcionales), dos cogollos pequeños de lechuga y queso emmental.

Para preparar la salsa que acompaña a la ensalada, necesitaremos un huevo, el zumo de medio limón, aceite de oliva virgen extra y sal al gusto, una cucharada de mostaza (la que queráis, yo personalmente usaría mostaza de dijon, rica, rica), un yogur natural (sin azúcar) y un tomate pasado por el rallador y sin piel.

El procedimiento es sencillísimo, como siempre en las ensaladas. Se lavan todos los ingredientes y se prepara un recipiente. dentro rallamos la zanahoria (previamente pelada), pelamos la manzana y la cortamos en daditos (y como siempre, se rocía con zumo de limón, para que no se oxide) y cortamos en trocitos los cogollos de lechuga. El queso lo rallaremos con los agujeros gordos del rallador y el mango lo que prefiráis, o lo ralláis también (os soltará mucho líquido, pero el mango se aprovecha mejor) o lo cortáis en daditos (al tener un hueso tan grande, y estar la carne tan pegada al hueso, se desperdicia un pelín, que os podéis comer a medida que hacéis la ensalada).

A continuación se ponen todos los ingredientes que hemos tratado hasta ahora en una ensaladera y se añaden las pasas.

Para preparar la salsa que va a acompañar a esta ensalada, se mete el huevo con el zumo del medio limón en el vaso de la batidora, junto con sal al gusto, la mostaza y el aceite. Se bate todo muy bien. Seguidamente, se añaden unas tres cucharadas de yogur y el tomate y se vuelve a batir todo un poco más hasta que la salsa quede un pelín rosada, ligera y suave.

Se vierte la salsa en la ensaladera MUY POCO ANTES de servirla. Por último, se cogen las endibias (cuando antes he dicho se lavan todos los ingredientes, las endibias estaban incluidas en ese TODOS), se corta un dedo de base (para que las hojas queden sueltas). Se ponen las hojas en los platos de los comensales, y se rellenan con el potingue que tenemos en la ensaladera.

A quien se queje, que se aguante y que no hubiera venido a comer a casa.

Disfrutadlo en la medida de lo posible, y… Bon apetit!

Anuncios
25
Jun
08

ensalada de pensamientos

Esta ensalada es complicadilla. Y no, no hay que pensar mucho para hacerla. Sólo saber trocear adecuadamente los ingrecientes. ¡Vamos allá!

Para hacer esta ensalada bastante variada, vamos a necesitar un cuarto de lechuga iceberg, medio cuarto de lechuga lollo, medio cuarto de lechuga hoja de roble, una cebolla roja, tres fresones, un poco más de media manzana, un tomate, unos 50 gramos de queso (a convenir) y otros 50 gramos de jamón serrano, aceitunas negras al gusto, unos 8 pensamientos, un limón, aceite de oliva y sal.

La preparación es más sencilla imposible. Lo difícil es reunir todos los ingredientes, sin que tengamos que decir: “Mierda! Se me ha olvidado la sal, voy a pedírsela a la vecina”. Una vez lo tengamos todo, se lavan los ingredientes y se cortan las lechugas muy finitas. Se corta la cebolla en aros, y la manzana a taquitos. La manzana la rociáis con el zumo del limón, para que no se oxide. Se mezcla todo con las aceitunas negras (partidas a la mitad, o a cuatro trozos, o enteras, como queráis).

A continuación se corta el jamón serrano en tiras no muy largas, y el queso en taquitos pequeños, o rallado grueso. Para terminar, se aliña con aceite de oliva virgen extra, un poco de sal al gusto y se decora con los pensamientos y los fresones cortados a cuartos.

Si no encontráis pensamientos, pues podéis probar con cualquier otro tipo de flor comestible.

Con esta ensalada, seguro que conquistáis más de un exigente paladar.

Espero que os haya gustado, y como siempre… Bon apetit!

24
Jun
08

ensalada de pimientos

Bueno, bueno, ya estoy de vuelta, con nuevas y sabrosas recetas. Esta vez vuelvo con algo bueno para el verano: ensalada.

La ensalada de pimientos, es una ensalada buenísima, que entra de maravilla, y para acompañar una barbacoa o cualquier comida que hagamos al aire fresco, va de maravilla.

Lo que vamos a necesitar son pimientos de todos los colores. (Verdes, rojos y amarillos). Si lo hacéis con un sólo tipo de pimientos, tendréis un colorido poco atractivo, pero estará igual de buena. También necesitaremos cebolla, ajo, aceite y sal.

La preparación es sencilla. Se meten los pimientos deseados en el horno, y se hornean a 180 o 200 grados unos 20 minutos. Se ponen en un bol tapado con film transparente hasta que estén tibios, y se les retira la piel.

A continuación, se cortan en tiras y se dejan enfriar del todo en la nevera. Cortamos la cebolla y el ajo (un ajo por cada cebolla). La cebolla en tiras y el ajo en cuadraditos pequeños (lo podemos pasar por un pica ajos). Sólo deberemos añadir la cebolla y el ajo a los pimientos MUY POCO ANTES de servir la ensalada en la mesa. De lo contrario, la cebolla cogerá el gusto del pimiento, y tendrá una textura rara.

Ale, ahora sólo queda echar un poco de sal y de aceite (poquito aceite, ya que los pimientos ya tienen su jugo) y a consumir. Hay quien prefiere echarle una gotita de vinagre, a mi personalmente, no me gusta el vinagre en esta ensalada, así que si preferís, le echáis el zumo de medio limón, que le dará el toque perfecto a la ensalada.

Espero que os refresque y que os guste. Bon apetit!

08
Abr
08

ensalada fresca de aguacate

¡Llega la primavera! Y con ella las comidas frescas y ligeras (que hay que caber en el bañador este verano).

Aquí os dejo una deliciosa receta con aguacate y marisco, para chuparse los dedos.

Para hacer esta receta necesitaremos tantos aguacates como comensales, salsa rosa suficiente para todo el mundo, salmón ahumado, gambas peladas y cocidas, mejillones cocidos sin cáscara y el corazón de la lechuga. Más o menos se calculan a ojo los ingredientes. No pongáis dos kilos de gambas para dos personas, pero tampoco compréis 20 gramos si sois 10 personas. Un término medio. Ídem con el salmón.

Para hacer esta sencillísima receta, se cortan los aguacates por la mitad, se saca el hueso y se vacía la pulpa. Se cortan todos los ingredientes muy finitos (incluída la pulpa que acabamos de sacar) y lo ponemos en un bol. Se le echa la salsa rosa, pimienta negra y sal al gusto. Una vez hecho esto, se coloca dentro de las cáscaras de aguacate y se sirven dos medios aguacates por persona.

Si veis que bailan mucho los aguacates, una posible sugerencia de presentación es poner medias rodajas de tomate en la base, para que el aguacate no vuelque.

Pronto más recetas. Hasta entonces… Bon apetit!

01
Dic
07

ensalada alemana

Ni idea de si la inventaron los alemanes o no. Es igual que la ensaladilla rusa. Se llama rusa, pero seguro que la comemos más aquí que allí. Con el frío que hace, lo que se debería llevar en países nórdicos son sopas, y no ensaladas, pero bueno.

Ingredientes para la ensalada alemana: patatas, cebolla, pepinillos en vinagre y mayonesa.

Bien, para la elaboración, pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en ‘rodajitas’ bastante finas. Las ponemos a cocer y cuando estén listas (probándolas basta) las apartamos del fuego y las dejamos enfriar, ayudándolas un poco con un chorro de agua fría. Una vez hecho eso, cortamos la cebolla en cuadraditos pequeños, igual que los pepinillos en vinagre, y se lo agregamos a las patatas.

Para la mayonesa.
Una de dos, está la opción fácil, y la opción difícil. Para la opción fácil, ponemos en el vaso de la batidora, dos dedos de leche. Metemos la batidora y, sin parar a partir de este momento, la ponemos en marcha. Cogemos aceite y le echamos contínuamente y sin interrupción, un pequeño hilo. Es decir, un chorrito lo más pequeño posible de aceite. Paramos de echar aceite cuando veamos que la mayonesa ha cogido una textura consistente. Añadimos sal a la mayonesa que acabamos de hacer, y envolvemos la ensalada con ella.

Para la opción difícil, echamos un par de ajos en el vaso de la batidora, un huevo, aceite y sal. Metemos la batidora, y cuando haya cogido consistencia, paramos de batir y envolvemos la ensalada con ella.

Si sois muy vagos, id a comprar la mayonesa y dejaos de inventos. Pero que sepáis que la ensalada no estará tan buena que si hacéis vosotros la ensalada.

Bon apetit!

01
Dic
07

ensalada de pasta

Bueno gente, ensalada de pasta. Buenísima, barata, fácil y no se ensucian demasiados cacharros al hacerla. Os quedaréis con todo el mundo y quedaréis como reyes.

Ingredientes:
PASTA (sí, sí, se llama ensalada de pasta, porque lleva pasta. Si llevara arroz, se llamaría ensalada de arroz. Lo juro), surimi (o palitos de cangrejo), gamba pelada cocida, pulpo cocido, mejillones (sin cáscara, bestias) aceitunas verdes y negras sin hueso, huevo cocido, pimiento verde fresco, pimiento rojo (crudo o en conserva, de estos que vienen horneados y en tiras), cebolla, jamón york o bacon, maíz, aguacate y atún (éste último es opcional, yo personalmente no le pongo atún, porque le da mucho sabor, pero allá cada uno).

Aquí viene el elaboradísimo proceso (si alguien no lo pilla, puede enviarme un e-mail para que le aclare las dudas que pueda tener).

Troceáis todos los ingredientes muy finos, pero que muy finos, y los ponéis en un bol. Hervís la pasta. Una vez acabado el tiempo de cocción, la pasta se cuela y se pasa por el grifo del agua fría. Esto hará que se corte la cocción, y no se pase la pasta. Añadís la pasta al bol donde tenemos todos los ingredientes troceados, y ya casi lo tenemos.

Ahora hay diversas variantes. Al igual que la ensaladilla rusa, se le puede añadir a la mezcla mayonesa. También se le puede agregar salsa rosa. Pero… ¿qué pasa? Pues fácil, que no a todo el mundo le gusta. Y a veces se hace muy empalagoso con salsa rosa o mayonesa. Yo opto por aliñarlo como una ensalada, sal, pimienta negra recién molida y un buen chorrito de aceite de oliva virgen extra (no le echo vinagre) y queda también deliciosa.

Bon apetit!

ensa_pasta.jpg